1409

Venden en las proximidades de Homestead, a un costado de la avenida Krome, en uno de esos establecimientos armados para la exposición de frutas, legumbres y cosas artesanales que suelen producir los campesinos de la zona, un jamón ahumado para chuparse los dedos. Hay quienes dicen que el tesoro de aquel rincón son los batidos de fruta. Yo no concuerdo. El tesoro de aquel lugar es el jamón ahumado, el cual compro con regularidad desde hace años. Pues bien, hoy he acompañado el dichoso jamón ahumado con una Oberon Ale, que es una excelente American Wheat producida en la Bell’s brewery de Comstock Park, Michigan. Ellos se precian de que su cerveza es del color de los atardeceres soleados. Y he de darles la razón.