1419

Y Rusia, de la mano del terrible Putin, jugó a dos bandas. Por un lado se coludió con los republicanos trumpistas para lavar el cerebro de la ingenua y susceptible gente de norteamérica, por mediación de alguna máquina emisora de rayos infrarrojos, aún no descubierta. Por el otro, aceptó dinero proveniente del DNC y de la fundación Clinton para inventar un dossier en contra de la candidatura de Trump… y por ahí vamos… por cierto, es casi inminente, según parece, el nombramiento de un segundo investigador especial para lo del lío del Uranio y el dossier… La cosa se pone aún más entretenida, si es que algo como eso puede ser posible…

1408

“El presidente Trump no es la persona que yo quería que estuviera en esa oficina. Me opuse claramente a eso. Dicho esto, él es el presidente. Yo no quiero que él falle. Quiero que tenga éxito. Honestamente. Si él falla, entonces la nación entera estará en peligro. Sería muy egoísta que alguien dijera: ‘Espero que fracase’. A esa persona yo le diría: Jódete. ¿Por qué podrías querer una cosa así?”

“Si tú tienes una buena idea que ayude al país, yo te voy a apoyar. A mi no me importa si eres republicano o demócrata o lo que seas. No me importa. Una buena idea es una buena idea. Vamos a hacerlo. Tenemos que alejarnos de esta idea de que nuestro país es una especie de fútbol político, y que alguien con una opinión diferente es el enemigo. Vamos a suponer que esas personas aman a este país tanto como tú. Siempre habrá un margen de mejora ¿Cómo podemos hacerlo mejor?”

“Estoy contra la guerra. Pero lo que creo que está mal es la lógica de que si estás en contra de la guerra, entonces estás en contra de las tropas. No son mutuamente excluyentes. Puedes separar eso. hace poco hice una gira por el United Services Organization. Esta generación ha recibido muchos comentarios difamatorios, al estilo de: “Estos perezosos milennials solo quieren aparecer y obtener un trofeo”. Y lo que encontré ha sido todo lo contrario. Los hombres y mujeres alistados que conocí, principalmente en el Ejército, la Fuerza Aérea y la Marina, eran agudos, nobles, enérgicos, corteses, reflexivos, obligados y patrióticos”.

Bryan Cranston para Hollywood Reporter. Me quito el sombrero …

1403

Adam Entous, Devlin Barrett y Rosalind S. Helderman, tres reporteros del Washington Post, acaban de lanzar hoy, 24 de octubre, a las 18:24 hrs del Este, una verdadera bomba periodística. Esperemos que la gran prensa le dé el curso que merece y no la trate, con ese descaro tan propio de los subordinados leales, como al escándalo de la venta ilegal de uranio a Rusia. Pues resulta que, según estos tres reporteros, tienen fuentes que les han asegurado que detrás de Fusion GPS, la firma capitalina que ha movido cielo y tierra por intentar vincular a la campaña de Donald Trump con Rusia y Puttin, se encuentra el dinero de… voilá… la fundación Clinton. Tomen palco, señoras y señoras, que la pesadilla aún no termina para Hillary y los suyos…

1401

¿Y dónde está la gran y prestigiosa prensa norteamericana, que aún no dice absolutamente nada acerca de las nuevas evidencias encontradas por el FBI, esas que vinculan aún más a Hillary Clinton y su fundación con la millonaria e ilegal venta de Uranio a Rusia? La gran y prestigiosa prensa norteamericana anda detrás del presidente Trump sin preocuparse de insignificancias tan banales. ¿Pero es que no le inquietaba tanto a la gran y prestigiosa prensa norteamericana, Putin y la interferencia de los ex soviéticos en la vida política de esta nación? Pues bien, aquí tienen, enfrente de ellos, probablemente el acto de corrupción y entreguismo político más escandaloso de toda la historia “yankee”, y ni siquiera mueven un dedo. ¿Por qué será? Por mucho que intento racionalizarlo, no acabo de comprender el por qué la gran y prestigiosa prensa norteamericana no le hace swing a estos sustanciosos hechos. ¿Seguirán, acaso, en silencio cuando la Clinton termine en prisión? Para entonces, que no nos quepan dudas, habrá sido demasiado tarde. Para ellos…

1388

Es una histeria colectiva. Lo sabemos desde hace ya un tiempo. La histeria de los malos perdedores, o de los que se creían dueños y señores y ahora ven amenazadas sus cuotas de poder. Y la prensa los respalda. La prensa es el reflejo de los tiempos que corren y de los intereses que representan. No existe, ya desde hace mucho, el periodismo independiente. Nunca ha existido para ser precisos. O recordemos aquellos días en Deadwood, South Dakota, cuando el Black Hill Pioneer se alineaba con los designios de Al Swearengen y el sheriff Seth Bullock en contra de intereses foráneos. Poco ha cambiado desde entonces. Y se puede o no simpatizar con el presidente actual, se le puede considerar un payaso por sus excentricidades, o un héroe revitalizador de un espíritu perdido, pero si se somos capaces de dar un paso atrás y contemplar el espectáculo mortuorio de los hacedores de opinión, solo será decente el taparnos la nariz y hacer un mohín de absoluta desaprobación.

Cosa de echar un vistazo a las noticias políticas del día. La CNN publica toda una columna sobre el coeficiente intelectual de Trump y el por qué no debemos de creer las cifras que el presidente cita. The Hill afirma que la aprobación de Trump ha bajado en cada uno de los cincuenta estados. El New York Times revela que Trump ha amenazado a la NFL y a un comentarista deportivo, Jemele Hill, por todo el tema de las protestas de los jugadores. USA Today se centra en la “perreta” de Melania Trump por aquellos dichos de Ivana. El Bussiness Insider cuelga en primera plana que numerosos funcionarios de la Casa Blanca están en la mirilla del ojo público por sus extravagantes gastos durante viajes oficiales…. Y así hasta el infinito. Lo risible de este status quo es que esa misma prensa elogiaba la palabrería pretenciosa del presidente anterior, al que consideraban brillante y atinado, y le otorgaban cifras de popularidad nunca antes vistas (mientras erraban miserablemente citando encuestas adulteradas durante el último proceso electoral que beneficiaban a la seguidora de su “legado”), y callaban cuando Barack Obama amenazaba a la cadena Fox con el frío terror de la censura, o simplemente obviaban el gasto salvaje e hipertrofiado del presidente y sus familiares durante aquellas innumerables vacaciones en lujosos resorts y campos de golf inmaculados…

La decencia política fenece. Se trata de supervivencia, afirmarán algunos. Y habrá, seguramente, que hacer casi cualquier cosa para sacar a ese estorbo del camino, al Trump de marras. Y en eso andan, gastando cada gota de sudor, en la faena reivindicadora de aquellos que perdieron, de aquellos que ya se sentían los dueños de los destinos de los hombres por los siglos de los siglos… amén.

1387

Leo, después de mucho tiempo, a ese Fernando Ravsberg, diciendo que la CIA ha construido la mentira sobre los diplomáticos con problemas auditivos. Lo afirma con absoluta convicción revolucionaria. Y miro a Ravsberg y me pregunto cómo alguien de tan escasa catadura moral puede servir de corresponsal para un medio prestigioso como la BBC. Pero solo ahora me percato que el hombrecillo ya no trabaja para la BBC. La BBC debe de haberlo corrido de un portazo, aunque no es cosa de la que esté seguro. Lo cierto es que Ravsberg, el de hoy en día, sirve de bloguero pago para el diario Público, el mismo de Ignacio Escolar, ese que defiende al chavismo y al castrismo con mayor convicción que Jorah Mormont a su reina Daenerys Targaryen. La metamorfosis terrible del despreciable Ravsberg, tiene sentido.

1384

Un oyente cubano hoy en la radio:

´´Óe, Julio, yo quiero felicitajte poj tu programa que está muy bueno y que toej mundo lo oye aquí en el pueblo ejte. Mira, lo que yo te iba a decij. Yo soy cubano. Cubanazo. Pero no tengo ná que vel con tóa la pajtía de incujto jesto que viven aquí ¿Tú me entiende? Y’e jora ya de decijlo que lo que hizo el presidente ése que nojotro tenemo fue una asquerosidá, eso de tirajle loj papele aj pueblo de Puejto Rico, óe, ¿jasta cuándo vámo a sopojtal al tipo este, al Trump ése que no sáe ni hablál y que tó los incujto cubanoides que están aquí en el pueblo ejte dicen que ej bueno. Y’e jora de paral a los raccionario jesto que, mira, ya hasta quitaron las visa pá ahogal al pueblo pojque ello siguen viajando pa cá y pa llá y pa donde quieran y ej pueblo cubano que…”

1383

La nueva izquierda cubiche, la de allende los mares, la que escapó del castrismo y sus pesares, dice ser comedida y balanceada. A sus acólitos, numerosos, esparcidos por doquier, no les gusta ser catalogados como tal: tipos de izquierda, pues ellos son anticastristas: Intelectuales, cultos, pero sobre todo anticastristas. La denominación les cae como patada en el trasero. Y como suelen “superar”, ellos lo juran, a sus pobres coterráneos en pergaminos y “conocimientos”, pues andan siempre dispuestos a enmendar las “falencias” de los otros.

Analizan hasta la saciedad los hechos que acaecen en la isla y en el lugar donde residen, e incluso más allá. Son expertos, conocedores de la naturaleza humana, y es por ello que saben con certeza lo que es mejor para Cataluña y para las víctimas de los tiroteos en la desigual América del Norte, por ejemplo . A aquellos que osan rebatir sus ideas luminosas, los apartan por “apestosillos” e incultos. ¡Habrase visto! ¡Ellos no pueden arrastrarse por el lodo!

Tienen, para cada cosa, la última palabra; la más sabia, la más oportuna, la más ingeniosa y cool. Y aunque el sentido del humor no suele ser su fuerte, se consideran simpáticos y hasta agraciados. ¡Ay de aquel que no les ría sus atinadas gracias! ¡Ay de aquel que ose mostrar un ápice de conservadurismo! Arrasarán, gracias a la “brillantez” de sus ideas, con el insolente atravesado: “guapetones de esquina, contradictorios y pendejos, despreciables”. Eso dicen estas lumbreras tolerantes y apacibles de quienes no piensan como ellos. Y acusarán de castrista al que haga esto o lo otro, como era de esperarse, naturalmente. Para estos señores de la izquierda cubiche del exilio, anteponerse al papá Estado (¡Pecado!) es una falacia abominable y un atrevimiento de esos otros, los que no saben nada; es decir, nosotros.

Con seguridad tú conoces a alguno. Les gusta merodear por estos lares y desplegar sus alas como pavos reales, para que los admiren, para que los regocijen y les canten loas y les corroboren que todo anda bien, que la humanidad es una, que la tolerancia y el amor entre los hombres parirá maravillas, “aunque nunca falten esos otros, los apestosillos que se empeñan en pensar diferente y en decir cosas sin sentido”. Ahhhh, se dicen entre ellos, si pudiéramos educar a esos imbéciles de derecha usando la fuerza del garrote…

1375

Me parece casi una obviedad señalar, a estas alturas, que aquello de la rodilla en tierra fue ideado por un tipo que admira al dictador Castro y al terrorista Malcom X. Su protesta no puede ser, en ninguna circunstancia, contra un racismo institucional que no existe en toda esta nación, en ninguno de sus cincuenta estados. Su protesta es, evidentemente, en contra del sistema.

Me parece casi una obviedad señalar, a estas alturas, que las quejas de la alcaldesa de Puerto Rico, esa que lloró amargamente por la muerte del compañero Fidel, nada tienen que ver con humanidad o compasión. La señora de marras solo se preocupa por hacer quedar mal a una administración que no le gusta, que no le simpatiza, aunque para ello haya que mentir a como dé lugar.

De eso se trata. De eso siempre se ha tratado…

1374

La izquierda compasiva y tolerante. Episodio # 2:

Ahora que las festividades de Halloween se acercan, un nuevo disfraz está causando escozor entre la tolerante y compasiva izquierda. El conjunto de marras consiste en un uniforme de border patrol que lleva impreso en su lado derecho la palabra “Agent Wall”. De más está decir que la reacción a tan oprobioso talante ha sido, como ya suele acontecer en estos casos, hiperbólica e histérica, desmesurada. La crítica de los buenos muchachos “progresistas” se basa en que el uniforme encierra un mensaje de odio, división y racismo, y que ha separado y destruido a muchísimas familias. Por alguna razón el fantasma del nazismo y sus ridículas prohibiciones anda rondando con fuerza, cada día más, estos lares que habitamos. Por cierto, y que sea válida la acotación, el disfraz está agotado de almacenes y tiendas.

1373

La izquierda compasiva y tolerante. Episodio # 1:

Un bibliotecario de una escuela primaria en Cambridgeport, Massachusetts, ha rehusado una donación de libros hecha por la primera dama Melania Trump, argumentando que rechaza las políticas educacionales de la actual administración y que, además, la literatura de Dr Seuss es demodé y cursi. ¡El hijoeputa en la nueva izquierda norteamericana está que da al cuello!

1372

A propósito de todo este debate sobre los dichos de Trump, las protestas de los jugadores de la NFL y el impacto que ha generado en las opiniones de la prensa y la gente común, he estado leyendo innumerables columnas, comentarios, reportes noticiosos y todo lo que se mueve en torno al criterio público y general, y mi conclusión es una: Estados Unidos, como imperio regente, está herido de muerte. Prepárense para lo peor, muchachos… (O para lo mejor. Depende del punto de vista ideológico de cada cual)

1362

He soñado con la independencia de Cataluña yo, que no sé nada sobre tal asunto. Y se me ha aparecido una carpa gigante como de circo, con colores profundos y chillones y un payaso de inmensa nariz rojiza y apellido Puigdemont que me invita a pasar por un pasillo estrello, oscuro y zigzagueante montando uno de esos triciclos de rueda delantera inmensa y me hace doblar, entre sonidos de fanfarrias y trompetas, hacia a la izquierda justo al lado de una barandilla de madera, desde donde alcanzo a ver, en especie de ático redentor, debajo, muchachos jóvenes con camisetas rojas y del Che Guevara, rodeando una alargada mesa como la de Cristo y sus apóstoles. Yo, que no sé nada sobre tal asunto, he soñado esto que les he contado sobre la independencia de Cataluña.

1357

Entiendo la aprehensión que sienten varios amigos hacia Miami y sus contornos. Ese sentimiento de amor-odio por el lugar que alberga a la mayor comunidad exiliada cubana, a veces es compartido, incluso, por mí mismo. Pero déjenme decirles que la disfuncionalidad tan típica de estos lares trasciende el tema cubano y del castrismo per se. Miami es un compendio de las miserias que arrastramos todos los latinoamericanos que aquí nos asentamos. La corrupción de nuestros políticos se asemeja a la de un concejal de la Pintana allá en Santiago o a la de un licenciado de Veracruz. El afán estatista de un Curbelo o el oportunismo de una Ileana Ross encuentran parangón en el congreso de Uruguay o del Perú. Miami, la capital de las Américas, no es más que un esbozo de nuestro vicios originales, desde la frontera norte mexicana hasta el Chile austral. No existen demasiadas esperanzas para un lugar así, estemos claros.

1335

¿Y nadie dice nada de Comey y su exoneración adelantada de la horrenda Clinton? ¿No hay quien comente, acaso, de eso que dijeron los del FBI: “No investigamos acerca de los e-mails de Hillary Clinton, porque no hemos visto un interés público sobre el asunto” …? Los principales diarios que han abordado el tema lo hacen colgando una coletilla “aclaratoria”: o lo dijeron congresistas republicanos, o Trump se burla de Comey. Pero ni el WP ni el NYT puntualizan los hechos ni escriben columnas de opinión analizando lo extraño de que algo así haya ocurrido en una nación que se precia de estar distanciada del bananerismo político de sus vecinos. Algo está podrido en Dinamarca.

1331

Una reportera de la cadena CNN esta mañana en la radio:

“Y pues sí, el presidente Trump está por arribar a Texas a propósito de los destrozos causados por el huracán Harvey. Ya se está preparando el equipo de recibimiento por parte de la gubernatura, y es que hace falta que alguien le explique la importancia de esto, a ver si al menos el gobierno federal ayuda a la zona de desastre, pero para que esto ocurra, hay que hacerle entender al presidente la gravedad de lo que está ocurriendo. Y cambiando de tema, pero siempre conversando sobre el presidente Trump, y esta vez yendo hacia la economía, pues resulta que ahoritica el señor Trump ha vuelto a decir que el tratado de libre comercio con México y Canadá fueron malos tratados comerciales, pues… pueden creer eso, ¿eh?…

Y así, hasta el infinito…

1313

Aquellos que acusan con muchísima prestancia a la actual administración de ser una tiranía en potencia o, incluso, establecida, son los mismos que han cargado en contra del presidente por su intento de proteger la libertad de expresión, tal y como la contiene la Primera Enmienda. Curioso, por decir lo menos…

1312

Si algo he podido constatar en todo este debate que se ha dado en los últimos días sobre los alcances de la constitución en la defensa de las libertades individuales, es que no existe intolerancia más profunda e inquietante que la que proviene de la izquierda falsamente “buenista” y compasiva. No me sorprende, entonces, que las más horribles dictaduras, las más depredadoras y terribles, hayan encontrado refugio en las ideologías “progresistas” o falsamente “liberales”. La izquierda, tal y como ha citado el doctor Lyle Rossiter, es una enfermedad mental.

1309

Me pregunto por qué los siniestros izquierdocillos son incapaces, sin excepción alguna, de condenar a ambos extremos. Decir algo como esto, que yo mismo ya he dicho muchas veces:

“Condeno a los racistas del KKK y de Black Lives Matter, a los fascistas neonazis y a los terroristas de ANTIFA, a los supremacistas blancos y a los violentos de George Soros”.

¿Doble rasero, intolerancia acaso? Hummmm….