1406

Ásenme vivo en las calderas del infierno si así les apetece, pero… ¡Qué manera de afearse la música en los noventa! Lo digo por Black Sabbath , cuando de la mano de Dio legó dos monstruosidades previas: “Heaven and Hell” y “Mob Rules”, para despeñarse ignominiosamente luego con “Dehumanizer”… ¡Ya está dicho!