1125

Se ha muerto David Cassidy y sus últimas palabras a su hija fueron: “So much wasted time”. No imagino dolor más intenso. No imagino tragedia mayor. “Mucho tiempo perdido”. ¿Acaso puede llegarse al final con la pretensión de haber aprovechado cada minuto, cada segundo de nuestras vidas? Cosa difícil. Cosa triste. Cosa prácticamente inevitable…